Xeraco

Incluido en el antiguo municipio general de Bairén o de Gandía, ha sido un pueblo donde convivieron durante muchos años musulmanes y cristianos. También ha sido, viendo su situación, un punto clásico de encuentro entre la gente de la Valldigna y la gente de Gandía y su huerta.

El territorio es rico y próximo al mar, lo cual lo hacía propicio para invasiones piratas. De aquí su típica torre de vigía. Por él discurre el río Vaca, que toma el nombre de Xeraco en su último tramo. El inicial amojonamiento del término (1740) no incluyó, sin embargo, la partida de Les Marines, con su tradicional pinar. Esta fue agregada, a pesar de las quejas de Gandia, a partir de 1834.ajuntament xeraco

Los hitos con Xeresa también fueron problemáticos, sobretodo en la zona montañosa, que tenía un tradicional uso comunal. Al fin, en 1889, después de un montón de conflictos y anécdotas, fue dividida a partes iguales entre ambos pueblos. Más antiguamente, en 1388, ya se había hecho un amojonamiento al norte, para salvar las diferencias con el monasterio de Santa María, pero este se refería al término general de Bairén.

La cova del Vell y el poblado de la Barcella constituyen los testimonios más antiguos de presencia humana. La primera donación conocida después de la conquista fue hecha a Arnau Bosquet, junto a treinta compañeros suyos de armas, en el año 1248. En los inicios del siglo XV fue, entre otros, del caballero Roderic Rius y de Joan de Nàtera. En 1478, Joan II hace entrega a Bernat Almúnia. Tres cuartos de siglo más tarde, Joan Jeroni Almúnia lo vendió a Francesc de Borgia (1550).

Dependió eclesiásticamente de Gandía, hasta que en 1535 se convirtió en rectoría de moriscos. En 1574 pasa a ser anexo de Xeresa, de la que se independiza en 1755 al ser constituida en vicaría. Tiene una ermita dedicada al Cristo de la Agonía, un oratorio semipúblico dedicado al sagrado corazón y otro público de Josepa Gómez.playa xeraco 2

DATOS DE INTERES

En el momento de la expulsión morisca tenía 42 familias y después su recuperación demográfica fue lenta. Durante este último siglo, la dinámica económica y demográfica ha sido muy positiva, favorecida por una agricultura intensiva y comercial. Como no llegaba el agua de río, ha sido tradicional el riego con norias, pero la transformación de los marjales y los pozos abrieron unas perspectivas que antes no tenía, a las que se añadieron la fama de sus productos tempranos, como la hortaliza, y las buenas comunicaciones. Por otro lado como sabemos, la franja costera se ha revalorizado en extremo. En invierno, la marjal propiciaba la cacería de patos y de aves acuáticas. La documentación del archivo municipal es posterior a la Guerra Civil, si bien las actas se abren en 1884. En la parroquia hay documentos desde 1833, si bien las series completas empiezan a los finales del siglo.playa xeraco

  • El término municipal tiene una extensión de poco más de 20 kilómetros cuadrados y su población se sitúa en torno a los 5000 habitantes.
  • El clima es mediterráneo, de inviernos suaves y veranos cálidos.
  • La actividad económica está basada en el cultivo de la naranja, la industria no es muy importante y el sector servicios se limita a la zona costera.
  • Para comer destacan el suc d’anguila, las cocas escaldadas, diferentes tipos de arroz (arroz al horno, arroz con costra…), pimientos rellenos, la coca dulce…
  • Los habitantes de este municipio son conocidos con el nombre de xeraquins.

FIESTAS

Carnavales: Los niños y niñas del pueblo desfilan disfrazados por las calles enharinándose y lanzándose harina unos a otros y a todos los que se cruzan con ellos por la calle.

Fallas: Las fallas se plantan en Xeraco desde hace unos años por la iniciativa de la Asociación de Madres y Padres de la escuela del pueblo. Lo que era una actividad escolar más, se ha convertido en el embrión de una fiesta fallera con monumento, falleras y fuego, tal como corresponde a una celebración de este tipo.

Virgen del Carmen:Se celebra el fin de semana más cercano al 16 de julio. Se hacen varias competiciones deportivas, bailes con orquesta, fuegos artificiales y cordaes.

Fiestas Patronales: Se celebran el mes de agosto, dedicadas a la Encarnación (patrona del pueblo), el Cristo de la Agonía (fiesta de los hombres), San Isidro (fiesta de los labradores), y San Cristóbal (fiesta de los camioneros).
Las fiestas se alargan con un día llamado el de las paellas, y otro, el de San Roro, en que se dedican todas las fuerzas a “comer, beber y no creer”. El día dedicado al patrón de los transportistas, se bendicen los vehículos de motor de la localidad. Los actos religiosos del día del Cristo se hacen en la ermita que este tiene en el pueblo.
Las fiestas empiezan con la presentación de la reina y su corte de honor. Se hacen despertaes, suelta de vaquillas, cabalgata de disfraces con carrozas y vehículos y un concurso con premio para el mejor disfraz, partida de pelota valenciana (raspall), bailes de verbena, fuegos artificiales, correfocs y cordaes. Hay calles engalanadas y se hace una gran cordada especial donde se queman cerca de cinco mil docenas de cohetes.
En la fiesta del día de las paellas, se hace un concurso de paellas y una batalla de agua por las calles. El día de San Roro, se hace un almuerzo popular a base de chuletas, tocino, morcillas y longanizas. Después se organiza una procesión que recorre y visita todos los bares del pueblo acompañada por un grupo de dolçainers y tabaleters.

CULTURA Y PATRIMONIO

CAMPANARIO DE LA IGLESIA DE LA ENCARNACIONXeraco

  • Situación: Plaza de las Germanías
  • Materiales: mazonería, ladrillos y piedras.
  • Medidas: 20 metros de altura por 5 metros de sección
  • Cronología: siglo XX, posiblemente 1952

Descripción: Torre campanario de sección cuadrada con seis cuerpos en altura y situada en el muro de poniente que recae en el presbiterio. El primer cuerpo, a modo de zócalo, presenta en el centro del muro un mosaico realizado en azulejos blancos y azules. Del segundo cuerpo hay que destacar las grandes cruces enmarcadas en ladrillo rojo así como las esquinas revestidas también con ladrillo colocado a soga y motxa. Una cornisa en voladizo le separa del tercero, de menores dimensiones, con pequeñas aperturas con encuadramientos en forma de arco de medio punto salvo uno de los muros, donde se ha situado el reloj. Sobre este se alza el cuerpo de campanas, que abre cuatro vacíos en forma de arco de medio punto flanqueados por pilastras aparejadas donde se sitúan las campanas. Un entablamento con cupula xeracocornisa en voladizo da paso al quinto cuerpo, el cual, sobre un pretil, presenta cuatro contrafuertes anulares en posición angular y florones de piedra. Como remate, una linterna con cruz de hierro y veleta.
Es una torre que rompe un poco con la decoración tradicional de los campanarios de La Safor, aunque se inspira en la tipología derivada de la Colegiata. De clara voluntad neoclásica, sobresale el tono rojizo en los ladrillos de los ángulos, las ventanas y las pilastras.

CAMPANARIO ORIGINARIO DE LA IGLESIA DE LA ENCARNACION

Está situado en el muro de la epístola que recae al norte. Siglo XVIII. Aparece como un excelente vestigio de La Safor, de arquitectura religiosa sin revestimientos, con una gran desnudez decorativa. Esta torre, de extraordinaria severidad, pasa a ser insólita por lo que respecta a la tipología. Por las formas de su remate superior, parece conectar con la Torre dels Pares de Gandía.

CASA DEL “TIO FELIP”

Calle Francisco Castelló, 12. Principios del siglo XX, 1923. Autor: Pascual Alvarado Sellens. Casa de tipología estructural común, pero con soluciones decorativas bastante originales. Sobresalen las formas curvas de las rejas, las guirnaldas policromas que bordean las ventanas de clara tendencia modernista y la curiosa tipología de la barandilla del piso noble y de la azotea, de extraña relación con las del centro y norte de España.IMG_0964

TORRE VIGIA

Término de Xeraco, cerca del río Vaca. Siglo XVI, con posible origen anterior y parcialmente restaurada en latorreta xeraco actualidad, aunque solo por fuera. Según la tradición, esta torre tiene sus inicios en época musulmana. La ventana en forma de arco de medio punto de la parte superior no es original, es producto de la restauración. Muchas de estas torres o atalayas, típicas por toda la costa, fueron hechas hacia la mitad del siglo XVI para vigilar las numerosas incursiones de piratas berberiscos procedentes del norte de África. En La Safor encontramos dos más, en Piles y en Tavernes.