Simat de la Valldigna

Aunque posiblemente existieran poblamientos en la época romana es durante la dominación musulmana cuando Simat adquiere relevancia. La historia del municipio está íntimamente relacionada con el del conjunto de la Valldigna, y con el hecho clave a la historia del Reino de Valencia que fue el Real Monasterio de Santa María de la Valldigna. La Valldigna, antes denominada Valle de Alfandech o Marinyen, fue habitada durante la Alta Edad Media, por musulmanes, y fue conquistada pSimat de la Valldignaor los años 1242-43, por el rey Jaime I.

Su nieto, Jaime II de Aragón, con ocasión de una expedición por el reino moro de Murcia, al pasar por el valle de Alfandech o Marinyen y, sorprendido por su belleza se giró hacia el abad de Santes Creues, que viajaba con él, y le dijo: Valle digno para un monasterio de vuestra religión!. Este respondió: Valle digno. Desde entonces el valle se denomina Valldigna. Inicialmente en la Valldigna convivían cristianos y musulmanes, que trabajaban las tierras cedidas en usufructo por el abad del monasterio, aunque en general las condiciones eran más duras para los moriscos, por dejarlos continuar en su religión. Los moriscos de la Valldigna se reunían para practicar su religión en la mezquita de la Xara, que era también un lugar de enseñanza, de formalización de contratos y a menudo, la sede de justicia de los cadís. Esta convivencia finalizó el año 1609, con la expulsión de los moriscos.monasterio desdela mezquita

La vida en la Valldigna continúa con la evolución de la sociedad feudal valenciana, bajo el dominio del señor del monasterio, hasta que a mediados el siglo XIX, el año 1835, se produjo la desamortización del monasterio, con la cual finalizó el señorío del abad sobre las tierras del valle, y empezó el expolio y la ruina del monasterio el cual permaneció en manos de particulares hasta el año 1991, cuando lo adquirió la Generalitat Valenciana.

DATOS DE INTERES

  1. Simat de la Valldigna cuenta con una zona paisajística privilegiada para practicar senderismo o simplemente para contemplar paisajes. Destacan los alrededores del río Vaca, la Sierra del Toro, las vistas desde Barx…
  2. La extensión del municipio es de aproximadamente 38.4 kilómetros cuadrados y su población se sitúa en torno a los 3200 habitantes.
  3. La principal actividad económica es el cultivo de la naranja.
  4. El clima es templado. Los veranos son cálidos y los inviernos suaves.
  5. Gastronómicamente destacan las diferentes variedades de arroces, como el arroz al horno, la miel de gran calidad…
  6. Los habitantes de este municipio son conocidos con el nombre de simaters.

FIESTAS

  • San Antonio Abad: El día 16 de enero, víspera de San Antonio, toda la población de Simat se concentra en la Plaza del Ayuntamiento, donde se quema una gran hoguera, y después se traslada a casa de los festeros donde son obsequiados con buñuelos y vino. A continuación la fiesta continúa con una verbena que acaba de madrugada. A la mañana siguiente, día de San Antonio, tiene lugar una misa donde se bendicen los animales así como el pan y las cocas (típicas de San Antonio), que después los festeros repartirán por toda la población.
  • Día de la Valldigna: En el mes de marzo, el día 15, toda la población de La Valldigna, es decir, de los pueblos de Barx, Benifairó, Simat y Tavernes de la Valldigna, celebran la fundación del Monasterio en la que, entre otros actos, se hace una feria medieval y hay baile amenizado por una gran verbena.
  • San Jaime y Santa Ana: Durante el mes de julio, los días 25 y 26 se celebran las festividades de Sant Jaume y Santa Anna.

Fiestas Patronales:

En honor a los Santos de la Piedra, la Madre de Dios de Gracia y el Cristo de la Fe. Se celebran durante la primera semana de agosto.

CULTURA Y PATRIMONIO

  • CAMPANARIO DE LA IGLESIA DE SAN MIGUEL ARCANGEL

Situación: adosado a la fachada posterior de la iglesia
Materiales: mazonería argamasa y sillaresCAMPANARIO DE LA IGLESIA DE SAN MIGUEL ARCANGEL
Medidas: tiene una alzaría de unos 20 – 25 metros
Cronología: finales del siglo XVII o principios del XVIII.

Descripción: de sección cuadrangular, este ejemplar de torre campanario sigue el modelo de su vecino, el campanario del Monasterio de Santa María de la Valldigna. El de Simat, sin embargo, tan solo consta de dos cuerpos, el primero presenta una apertura vertical, en la desnudez de sus muros, en correspondencia, y de formas parecidas a las del arco que acoge las campanas al cuerpo superior donde se llega mediante una ligera cornisa. Una vez en este cuerpo de campanas, cuatro pedestales soportan otras tantas pilastras dóricas, las cuales flanquean los vacíos de las campanas.
Las pilastras tienen, encima, un entablamento sobre el que corre una balaustrada con esquineras rematadas por pequeños pináculos piramidales. Toda la forma prismática de la torre conjuga un juego de líneas verticales (pilastras y vacíos) y horizontales (cornisas). Además, la combinación de luz y sombra de los distintos planos del cuerpo superior proporciona al conjunto un sobrio carácter clasicista que contrasta fuertemente con las superficies uniformes y el trazado mixtilíneo de la fachada principal de la iglesia.

  • MONASTERIO DE SANTA MARÍA DE LA VALLDIGNA

Situación: al lado de la epístola y a la cabecera de la iglesiafoto monasterio
Materiales: sillares de piedra calcárea, argamasa, mazonería y teja árabe
Medidas: 40 metros de altura.
Cronología: siglo XVII (1648-1673)

Descripción: torre prismática de base cuadrada desarrollada en altura por tres cuerpos: un primer cuerpo, el de mayor dimensión, que aprovecha la base y una parte del material de una de las cuatro torres esquineras fortificadas de la antigua iglesia gótica. En la superficie mural, pequeñas aperturas verticales iluminan la escalera interior. El segundo cuerpo, el de campanas, incorpora elementos clasicistas, es decir, dobles pilastras ligeramente sobresalidas que flanquean el arco de medio punto que abriga las campanas. Entablamento y cornisa por encima y, sobre estos, un apitrador que combina bolas y pirámides serlianas.
Para terminar, el tercer cuerpo, de menores dimensiones que el anterior, presenta unos potentes contrafuertes, de perfiles rectangulares y situados diagonalmente. Rematando el conjunto, un pequeño templete cubierto por cupulino de teja árabe. No tiene reloj.IMG_0354
Esta torre campanario fue diseñada por Joaquim Bernabeu, el arquitecto de Alzira que trabajó también en la iglesia. No sabemos muy cierto si el diseño de los dos últimos cuerpos es de Bernabeu o bien sigue la novedad introducida en el país por Josep Mínguez, el cual tuvo una destacada aportación a la arquitectura del momento al traducir a técnicas de ladrillo otras modalidades y tipologías que hasta ese momento se realizaban en piedra. Es por eso que la diferencia entre ambas mitades es tan notable. Podemos decir que Mínguez consolidó el prototipo de torre barroca valenciana, presente allá donde queramos poner los ojos. Los campanarios de Mínguez y los de sus seguidores, son más esbeltos, su caña es más estrecha, por lo tanto, la torre resulta más estilizada. Bernabeu, sin embargo, introduce en La Safor una nueva manera de conjugar el clasicismo de estas novedades con la tradicional torre medieval de campanas hecha de sillares.

  • INTERIOR DE LA IGLESIA

Estamos ante uno de los ejemplos en que distintas artes se unen, sin que el solapamiento de unas sobre otras sea tan relevante que, al instante, se pueda hacer notar el protagonismo de una y la convivencia de las otras. La pureza arquitectónica, con sus inevitables ornamentos que casi siempre la acompañan, no es en este caso.iglesia de simat
No son líneas arquitectónicas las que determinan el espacio, son las formas las que dan apoyo. Y no importa si, estructurando el edificio, se esconde el tectónico esqueleto que hace posible la fábrica que sustenta aquella conjunción de que hemos hablado: arquitectura, pintura, escultura, luminotecnia, escenografía….tan solo quedaría escuchar los sonidos del órgano por poder añadir… y música.
Pero el elemento activador de todo este entramado, de esta concepción total de las artes es la luz, la cual, haciendo uso de los foco lumínicos, juega con las materias que conforman los elementos estructurales y ornamentales que la reciben y transforman para demostrar su vitalidad en la participación colectiva de tan sublime espectáculo.
Ya en el atrio, se nos anuncia la continuidad de la tarjeta de presentación: es la puerta de la iglesia, configurada como la puerta de la Jerusalén celestial, el mundo de Dios, el cielo. En Occidente, este concepto está dotado generalmente de atributos terrenales para que así sea imaginable y de esta manera superar hasta el límite toda la belleza que pueda experimentarse en la tierra.

  • MEZQUITA DE LA XARA

La Mezquita de la Xara, denominada por la gent de Simat, ermita de Santa Anna, es una pequeña ermita en el medio del campo. IMG_0337
Es una antigua mezquita de planta rectangular. En la parte que da al este tiene una puerta con un arco de herradura. Cuatro pilares dividen su interior en tres naves. A la izquierda de la puerta hay una escalera de caracol con una antigua función de minarete. La Quibla es el elemento más importante ya que señala la dirección de la Meca y por tanto el lugar hacia el que los musulmanes han de dirigir sus oraciones.
En la actualidad se puede ver también el mihrab y dos puertas laterales en el muro de la Quibla. En el sud-oeste y en el exterior de la mezquita, se encuentra el antiguo pozo de las abluciones.