PR-V 39 Les Creus – Font dela Granata

 

  • Ubicación: Tavernes de la Valldigna. PR-V 39

LUGARES DE INTERES

-Font de la Granata

-Fontetes de Cantús

-Ermita Sant Llorenç

-El Mirador Racò Joana

Distancia: 12,5 km – circular

Altitud máxima: 300 m.

Duración estimada: 4h 20′

El recorrido empieza en Tavernes de la Valldigna, en el cruce entre la CV-50 y la calle Mestre Serrano. Ascendemos por la segunda en dirección al Club de Tenis, la entrada del cual dejaremos a nuestra izquierda adentrándonos por los campos de naranjos. En el primer cruce tomamos el camino de la izquierda para llegar a los pies de la montaña, donde giraremos a la derecha siguiendo los cipreses.

Seguiremos unos 200 metros y a mano izquierda tomaremos una senda, la cual no se encuentra señalizada en el cruce, sino unos metros hacia el interior, por eso debemos tener cuidado de no equivocarnos.

La senda nos adentra en la montaña y, tras pasar la primera señalización en dirección a la Font de la Granata, se vuelve serpenteando en su pronunciada ascensión.

Alrededor del kilómetro 2, nos encontramos de nuevo con el cruce de caminos que viene de la Ermita de Sant Llorenç. Seguimos a la izquierda, siempre en dirección a la Font de la Granata. A partir de este momento, el ascenso se vuelve menos pronunciado hasta llegar al siguiente cruce (desvío Fontetes de Cantús y enlace con PR-V 38) donde acaba la subida. Giraremos a la derecha y la senda se volverá más suave, continuaremos por la senda a lo largo del acantilado gozando de las vistas del mar Mediterráneo.

Siguiendo la senda, la próxima señalización que nos encontramos nos guiará, siguiendo el descenso, hacia la Font de la Granata. Por el camino de la izquierda nos dirigiríamos al enlace con el PR-V 38 y La Font de la Sangonera.

Una vez en la Font de la Granata, abandonamos la senda y descendemos por una pista forestal que nos llevará hasta los naranjos de la falda de la montaña. Desde este punto, seguiremos las indicaciones, a lo largo de los caminos Massalari y, a la derecha, tras una recta, al Racò Redó, donde nos lleva, por medio de una pista forestal en ascenso, hasta el cruce del mirador.

Continuaremos dirección a la Ermita de Sant Llorenç por la pista forestal, que también dejaremos a unos 200 metros a la izquierda en la siguiente señalización, que nos llevará por una bajada muy pronunciada a través de unas escaleras y un paso en altura hasta el inicio de la senda y al Club de tenis.