All i Oli

INGREDIENTES

3 dientes de ajo

Aceite de oliva

Sal

RECETA

Se pelan los dientes de ajo.

Se machacan los dientes de ajo en un mortero hasta que quede una pasta bien deshecha y se le añade sal.

Añadimos el aceite mientras removemos constantemente con ritmo. En un primer momento un chorrito de aceite intermitente pero fino; a medida que vaya espesando y pegándose a las paredes del mortero, se le puede ir añadiendo el aceite más constantemente, siempre removiendo en la misma dirección, para que no se corte. Una vez conseguido, no remover más, ya que podría cortarse.

Cuando veamos que alcanzamos la cantidad deseada y el nivel de picante, lo tendremos listo para servir.

Dependiendo de la cantidad de aceite será más o menos picante.